Mucho sol y un gran clásico

October 2, 2018

 

 

 

El clima sigue siendo muy favorable para todos. Se han podido jugar los partidos y estamos a un fin de semana para poner al día el torneo.  Para resaltar en esta fecha aparte del buen clima, es el comportamiento de la gran mayoría de los participantes. Claro que no falta uno que otro lunarcito, pero en términos generales la jornada salió bien.  

A partir de la fecha, hemos decidido iniciar con una sección llamada: lo bueno, lo malo, lo feo y el espíritu deportivo de cada jornada. Trataremos de resaltar el partido clásico, el comportamiento, lo feo, el espíritu deportivo y por supuesto, el arbitraje. De algo servirá en especial para tratar de alejar los malos modales de quienes van a dañar el picadito del fin de semana y a ver si los del pito mejoran. Y claro está que también recibiremos sus comentarios.    

Lo Bueno.Aunque hubo algunos encuentros leales y bien disputados, el gran partido de la fecha recayó en los equipos de Avianca y Borgi Club. Tremendo clásico entre dos equipos de buen nivel y muy respetuosos del juego limpio a tal punto que, a pesar de haber sido tan intenso, no hubo ni una tarjeta. Felicitaciones. 

Lo malo. Hubo por ahí un par de partidos que dejaron mucho que desear.  Primero el de Redufafa y Amigos de la Forty. Fue todo lo contrario del ya comentado. Con expulsiones y con un jugador de Redufafa muy mal educado, lo cual esperamos que los señores del tribunal tomen drásticas medidas. De igual forma, en el de Thiagos y Borbotones. Un jugador de Borbotones también obró con malos modales contra el árbitro y esperamos se tomen medidas disciplinarias.

Lo Feo. Que siga habiendo jugadores que van a las canchas con la mala intención de dañar a su rival. Es una lástima que no pensemos en el bienestar de nuestro casual oponente y no midamos las consecuencias.   

Espíritu deportivo. Para destacar el gran comportamiento del equipo Distrito FC, que a pesar de tener que jugar doble fecha y de ser goleado, mostró gran corrección dentro y fuera del campo. Felicitaciones. 

Los otros encuentros, afortunadamente transcurrieron dentro de un trámite normal y sin novedades que lamentar. 

El arbitraje. La parte arbitral cumplió con sus partidos, pero con los horarios. Seguimos lamentando que no corten el juego brusco. Es un mal que aqueja en todos los torneos del mundo. Pero a los que dirigen en el fútbol aficionado se les olvida que estos jugadores de potrero no son profesionales y que hay que protegerlos. Semanalmente se les dice una y otra vez: “por favor no dejen pegar”, pero entran a la cancha y se les olvida. 

Sinceramente pareciera que solo les importara cobrar y listo. Es una lástima, porque como organización nos esmeramos en hacer las cosas lo mejor posible, pero los señores del pito, para ser sinceros, con sus regulares actuaciones dañan todo, permitiendo que haya juego brusco grave lo que ocasiona en muchos casos lesiones de consideración, tal y como sucedió en el partido entre Nueva Alianza y Die Pausen.  Un jugador de Die Pausen recibió una patada descalificadora de su rival y el agresor solo recibió una tibia amonestación, cuando lo que merecía era una roja directa. Advertimos a todos los equipos y está en el Reglamento, si un jugador agredido resulta con alguna lesión grave y el árbitro no toma las medidas del caso, el agresor será sancionado de oficio. 

Hay que reconocerlo y es lamentable, que a estas alturas sigamos padeciendo de un muy regular arbitraje. 

      

Y para concluir, no olviden que se viene el primer y único puente de octubre. Los que tienen sus partidos al día jugaran una sola fecha y los que están atrasados tendrán que jugar doble jornada.

Ah! y otro dato. Es muy posible que el domingo que viene no podamos jugar en el Centro Don Bosco, porque allí se celebrará el día de la familia. Habrá que esperar hasta el jueves para ver si la dirección del colegio da alguna alternativa. Pero a la fecha, todo indica que no se podrá utilizar la cancha del colegio y tendremos que acudir a las canchas del Hogar, en las cuales ya todos saben de las restricciones que allí encontramos.  

    

La pecosa no para, sigue rodando y coquetona, pero ojo, no olvidemos…  

 

EL JUEGO LIMPIO POR FAVOR. 

 

 

 

                 

 

Please reload