INTENSIDAD Y MUCHAS GANAS

August 18, 2016

 

Puente es puente y en él sufren los equipos que no cuentan con jugadores que no se comprometen con la causa del equipo.

Se jugó la doble fecha y se presentó una que otra sorpresa entre los favoritos a estar en la copa principal.

 

Hay equipos que tienen síndrome de persecución, pero lo dicen con el fin de justificar su indisciplina.

Reglas son reglas y los participantes las tienen que respetar.  Si sienten que el torneo los persigue pues no se inscriban. En Bogotá  hay mucho torneo a donde pueden ir.

 

A Brali no le interesa que equipo gane.  Pero el que gane, que lo haga respetando a su rival, a los árbitros, a la organización y a todos los presentes en cada partido. De lo contrario, Brali aplicará el reglamento con todo rigor y adiós el amigo.   

 

Es una lástima gastar espacio y tiempo para comentar cosas desagradables, pero hay que hacerlo para que a todos los quede claro a que juegan. Como es posible que un equipo que ha llegado a dos finales seguidas, a estas alturas salga con el cuento que la organización los persigue.

Si fuese así como llegaron a dos finales. Pero todo su malestar es porque se les exige, como a todos los equipos,  que pague su paz y salvo a tiempo y antes de los partidos. 

 

Y si va a jugar una final, con mayor razón debe pagarlo. Los rivales de este equipo se han dado cuenta de lo irrespetuosos que son a la hora de cancelar los paz y salvos. Contrario a los demás equipos, éste, en todos los partidos, dilata todo el tiempo necesario y hasta engaña a los árbitros diciéndoles “inicie señor Juez que ya fueron a cancelar”. Es el colmo que a estas alturas nos pase esto, pero vamos a buscar la fórmula perfecta para evitar estos inconvenientes y dolores de cabeza con esta clase de equipos.

       

Y para colmo de males, nos pasó otra perlita con otro par de equipos. El uno que no jugaba en los puentes por compromisos personales y laborales y el otro que la hora no le servía porque los jugadores estaban ocupados.

Entonces para que se inscriben, los equipos saben de antemano, y en la invitación está claro, que en los puentes se juega y que todos deben someterse al horario que se les  programe y si no para que estamos nosotros como ente organizador.

Afortunadamente tenemos a varios equipos haciendo cola para ingresar y con ellos podemos reemplazar a los disidentes y seguir con el número de 24 inicialistas.

           

Pero hablemos de las cosas agradables del torneo. Se jugaron casi todos los partidos, a excepción de dos por culpa de la lluvia y otros dos por culpa de Rodamonte. 

       

Varios equipos pudieron contar con sus nóminas y mal o bien cumplieron con sus compromisos. Algunos sufrieron por la falta de sus jugadores claves y pasaron trabajos para enfrentar a sus rivales de turno, pero de todos modos pudieron hacerlo y se jugó dentro de lo normal. Hemos comprobado que si se puede jugar en los puentes, lo que pasa es que algunos nos queremos acomodar a nuestro capricho y eso si que no se puede.

       

Está por finalizar la primera fase y definitivamente el puente se encargó de definir a los que posiblemente estarán entre los ocho mejores del torneo, pues los que lograron los cuatro puntos de los dos partidos jugados, sacaron una pequeña luz de ventaja sobre los demás y están muy cerca de quedar entre los llamados grandes del torneo.

 

Claro que falta una fecha y algunos equipos tienen pendientes dos partidos, los cuales, si le clima lo permite y se pueden jugar y estos equipos los ganan, es posible que se acerquen a la punta y den la pelea por ingresar en la disputa por el premio mayor.

 

Solo esperamos que lo que resta de esta  primera etapa del torneo finalice de la manera más cordial y se preparen para disputar la segunda fase la cual será, la que en últimas, defina qué equipos estarán en las tres grandes finales.

Los invitamos a disfrutar del picadito semanal pero en armonía y camaradería con su rival y barras de turno.  

                 

La caprichosa sigue rodando en busca de goles y goles, pero…

 

POR FAVOR, JUEGO LIMPIO SEÑORES.   

 

 

Please reload